Blog

¿Por qué se están extinguiendo los cultivos en Colombia? Conoce más sobre este fenómeno

En los últimos años, la agricultura se ha enfrentado con distintos desafíos, desde la perdida de biodiversidad hasta los cambios climáticos. Uno de los problemas más alarmantes es la extinción de ciertos cultivos, una tendencia que podría tener consecuencias graves para la sociedad, la seguridad alimentaria a nivel mundial y la sostenibilidad de ciertos ecosistemas agrícolas.

La extinción de cultivos es un fenómeno complejo influenciado por una variedad de factores que se conectan. El cambio climático es uno de los principales factores, ya que las alteraciones en los patrones climáticos, como el aumento de temperaturas y la variabilidad en las precipitaciones, afectan la viabilidad de muchos cultivos. Las plantas que no pueden adaptarse a estas nuevas condiciones corren en riesgo de desaparecer.

Otro factor que juega un papel importante es la perdida de biodiversidad. La agricultura moderna ha tendido a favorecer el número de cultivos comerciales, dejando de lado pequeñas variedades locales y más tradicionales. Esta disminución hace que los cultivos sean más vulnerables a plagas, enfermedades y cambios ambientales. Además, el deterioro del suelo, provocado por el uso intensivo de la tierra y la agricultura industrial, reduce la capacidad del suelo de sostener ciertos cultivos y la fertilidad del mismo.

La urbanización y el cambio en el uso del suelo también afecta significativamente. La expansión urbana y la transformación de tierras agrícolas en áreas industriales o residenciales reducen la cantidad de tierra disponible para la agricultura, afecta especialmente a los cultivos menos rentables y poco conocidos.

La desaparición de cultivos tiene implicaciones significativas para la agricultura y la sociedad en general. La seguridad alimentaria se ve afectada, ya que al reducirse la diversidad de los cultivos puede afectar directamente a que las dietas sean menos variadas y que se generen fallas en la cadena de suministro. La resiliencia agrícola también se ve comprometida, ya que, los sistemas agrícolas dependen de la diversidad genética para resistir enfermedades, plagas, y condiciones climáticas. La extinción de cultivos reduce esta resiliencia, aumentando el riesgo de perdidas agrícolas.

Para enfrentar la extinción de cultivos, es ideal implementar estrategias que promuevan la sostenibilidad y la diversidad agrícola. La rotación de cultivos, la agroforestería y la agricultura orgánica son prácticas que puede ayudar a prevenir la degradación del suelo y apoyar la diversidad de cultivos. Invertir en investigación y desarrollo también es importante, esto permite desarrollar cultivos resistentes a las adversidades que se presenten, esto apoyado por la biotecnología y la mejora genérica.
 

Colombia es un país que se ha visto afectado por esta problemática, y actualmente existen especies que se encuentra en riesgo de extinción que representan una gran preocupación para la biodiversidad:

- Raíz de Yacón (Smallanthus sonchifolius)
- Té de Java (Dioscorea bulbifera)
- Apio Silvestre de Montaña (Sium sutnense)
- Papa Azul (Solanum andigenum)
- Orquídea Fantasma (Dendrophylax lindenii)

Para reducir estos efectos, Colombia ha implementado iniciativas como la creación de bancos de semillas, la promoción de prácticas agroecológicas y la restauración de ecosistemas degradados. El país también participa en proyectos internacionales de investigación para desarrollar variedades de cultivos más resistentes al cambio climático y trabaja en la sensibilización de las comunidades rurales sobre la importancia de conservar las variedades tradicionales y adoptar prácticas sostenibles.